fbpx
Por Deyra Guerrero

“Cabe recalcar que no se enfrenta escasez de producto ni especulación de precios; nuestras terminales de distribución y despacho cuentan con suficiente inventario para cubrir la demanda de la población”, informó el sábado Petróleos Mexicanos (Pemex) a través de un comunicado.

Según la Real Academia Española (RAE), escasez es la “poquedad, mengua de algo”. ¿Es esto lo que ha ocurrido en el arranque del 2019 en el país en el caso del combustible? Verifiquemos.

Los medios de comunicación reportaron la semana pasada las dificultades de los automovilistas para encontrar y comprar gasolina y diesel en por lo menos nueve entidades federativas: Michoacán, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Aguascalientes y Nuevo León.

Estado de México, Guanajuato, Puebla e Hidalgo coinciden en la lista de los cinco estados en los que se detectaron más tomas clandestinas de robo de combustible durante 2017, delito conocido como ‘huachicoleo’, reveló un reporte anual de Pemex. Se suman Tlaxcala y Tamaulipas.

El desabasto provocó compras de pánico y las gasolineras tuvieron que comercializar sus reservas, lo que se pudo comprobar en una revisión hemerográfica. En el área metropolitana de Monterrey, por ejemplo, al pedir en algunos lugares la mezcla Prémium los despachadores respondían que no había disponible.

Ser o no ser

Ante la problemática, Pemex explicó en un boletín oficial, emitido públicamente el 5 de enero, que la falta de gasolina en algunas entidades obedecía a demoras en la logística de distribución y a medidas en contra del ‘huachicoleo’.

“Como parte del Plan Conjunto del Gobierno de la República para combatir el robo de combustibles, se ha privilegiado el uso de medios de transporte más seguros, lo que implica cambios en la logística de entrega a las estaciones de servicio. Esto ha ocasionado retraso, afectando mayormente a los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro”, afirmó la empresa.

Sin embargo, Pemex negó que hubiera escasez, bajo el argumento de que en sus instalaciones e infraestructura había suficiente combustible, discurso que es Engañoso.

Decenas de testimonios de responsables en puntos de venta y de los propios ciudadanos confirman que sí ha existido escasez en las gasolineras, es decir, al menos para los usuarios o clientes ha sido una realidad que han padecido en los primeros días del año.

Incluso empresarios gasolineros han dado una versión distinta a la del gobierno federal, al señalar que el problema real es que no hay producto en los tanques de almacenamiento de Pemex.

 

La compañía petrolera aseguró que ya realiza esfuerzos para aumentar hasta en un 20% más su distribución en las zonas afectadas por el desabasto y lanzó un exhorto a los mexicanos.

“Pemex apela a la comprensión y apoyo de la sociedad, pues con estas medidas la empresa busca evitar pérdidas económicas por el llamado ‘huachicoleo’ o robo de hidrocarburo, acciones que se traducirán en beneficios para todos los mexicanos”, concluyó.

Cuestionado sobre el tema el viernes pasado en su rueda de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que los problemas de desabastecimiento se encontraban “en algunas partes muy localizadas”.

“Más que lo relacionado con la distribución ilegal de las gasolinas a los expendios, (la escasez) tiene que ver también con el cambio que se dio para trasladar combustible por pipas más que el uso de ductos”, apuntó

“La convocatoria a la población es para que ayude y que comprenda que sí se están dando estos casos, pero son transitorios porque hay un reacomodo”, sentenció el mandatario federal.

¿Qué opinas?
Total
71
Compartidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*