Ningún suicidio es noticia

Ningún suicidio es noticia

Entre Periodistas

 

Por Andrés A. Solis*

Dos casos recientes:

El primero fue cuando varios medios que tradicionalmente publican hechos policíacos sin estándares éticos ni deontológicos y con una pobre formación profesional publicaron el asesinato de una persona en el Estado de México.

Estos medios (El Gráfico de El Universal, Diario Basta de Grupo Cantón y Telediario de Grupo Milenio) no sólo no hicieron periodismo, sino que filtraron datos personales de las víctimas y reprodujeron sin verificar la versión de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México que acusó a la familia que querer hacer parecer como suicidio lo que fue hasta ahora un asesinato.

Aclaro, la FGJEM es la que asegura que la familia quiso hacer pasar el hecho como un suicidio, lo cuál es mentira de acuerdo con lo que una de las familiares directas de la víctima me confirmó.

El otro caso fue el de Meganoticias TVC que en su noticiario nocturno presentó como noticia el presunto suicidio de una menor de edad en la Ciudad de México.

Ya el conductor de este espacio de las 20:00 horas adolece de ponerle más adjetivos y calificativos que datos a las notas que lee, pero luego de presentar este suceso no tuvo problema para opinar al respecto.

En ambos casos hablamos de hechos lamentables que involucran la vida y muerte de personas y que afecta a sus familias y que nos obliga una vez más a detenernos en una pregunta simple: ¿Un suicidio es noticia?

La cobertura periodística de cualquier hecho violento debe mostrar el grado de profesionalismo de las y los periodistas.

Nos obliga a tener un profundo conocimiento sobre los principios del derecho, sobre seguridad pública y privada, sobre estadística criminal y políticas públicas para mitigar la violencia, pero también un conocimiento especializado sobre cultura de paz, resiliencia y construcción de ciudadanía, para que más allá de la simple narrativa de un suceso dramático, podamos ofrecer a la audiencia información útil que le permita comprender todo el contexto de la historia.

La segunda responsabilidad que debemos atender como periodistas está en los principios y valores éticos y deontológicos y conocimiento sobre derechos humanos para entender que difundir datos personales, imágenes, condiciones, situaciones y hasta motivaciones de las personas que están involucradas en un hecho violento no son parte de la narrativa periodística y por el contrario vulnera derechos.

En el caso del suicidio, como un acto íntimo y personal, el trabajo de las y los periodistas es más sencillo. Un suicidio no es noticia.

Nadie que se quita la vida, por la razón que sea, lo hace pensando en tener cobertura mediática ni en dejar que su familia deba enfrentar este tipo de juicios sumarios que desde las planas y los noticiarios de radio y televisión se dan en torno a ello.

El acto del suicidio es un tema personal, no mediático.

La prensa históricamente ha hecho de un acto suicida una suerte de telenovela y espectáculo que a priori juzga a la víctima (sí, quien se suicida es la víctima) y la responsabiliza y califica.

También vulnera los derechos de su familia, su derecho a la intimidad a la protección de sus datos y su vida privada y claro, muchos medios también acusan y sentencian mediáticamente a las familias por lo sucedido.

El peor argumento que he visto y lamentablemente lo he visto muchas veces, es que hay periodistas que se escudan afirmando que “es la información que mandó la Fiscalía”, lo que no sólo exhibe su falta de capacidad para hacer reportería, sino que los pone en la condición de ser simples transcriptores de versiones oficiales difundidas precisamente con el interés perverso de re victimizar a las víctimas.

Vale la pena volver a leer este valioso libro publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), llamado “Prevención del suicidio. Un recurso para los profesionales de los medios”. (https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/258814/WHO-MSD-MER-17.5-eng.pdf?sequence=1&ua=1)

Otros recursos muy valiosos:

Suicidio, comunicación, infancia y adolescencia. Guía para periodistas. (https://www.unicef.org/argentina/media/1536/file/Suicidio.pdf)

¿Cómo realizar una cobertura periodística sobre suicidios? Consultorio ético de la Fundación Gabriel García Márquez. (https://fundaciongabo.org/es/consultorio-etico/consulta/1971)


Andrés A. Solis

*Periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de buenas prácticas para la cobertura informativa sobre violencia”.

 

 

¿Qué opinas?

Verificado

Contenido Relacionado