Por Deyra Guerrero

Una cosa es definitiva en el Partido Acción Nacional (PAN): a casi 79 años de su nacimiento ya no es el mismo de antes, aunque mientras algunos como Ricardo Anaya Cortés lo ven más sólido que nunca, otros lo perciben resquebrajado.

El precandidato a la Presidencia de la República, por parte de la coalición Por México al Frente, conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, presumió el 11 de diciembre pasado en entrevista televisiva la supuesta fortaleza del instituto político albiazul.

“¿No le parece que quedó fracturado el PAN en este proceso en el que usted cada vez fue acumulando más y más y más y más?”, fue la pregunta expresa que le hicieron en la charla a Ricardo Anaya.

“No. Esa es la narrativa del PRI que nos quiere debilitar, eso no es cierto”, aseguró quien hasta dos días antes era el presidente nacional panista.

“Uno: el PAN está más fuerte que nunca. Nunca habíamos gobernado tantos estados, tantos municipios, tanta población. En lo local, jamás el PAN había tenido tanta potencia”, agregó Anaya.

Con tal afirmación hizo referencia al año 2016 en el que los panistas alcanzaron un número histórico de triunfos en una sola elección, al obtener siete de las 12 Gubernaturas en juego, incluidas dos consideradas clave: Veracruz y Tamaulipas, ambas controladas tradicionalmente por el PRI.

“Estamos fuertes. Tenemos claro que en este momento el país necesita un PAN determinado y vamos, en este Frente, estoy convencido, a ganar la Presidencia de la República”, sentenció el precandidato albiazul.

Sin embargo, hacia el interior del partido las cosas lucen distintas y Acción Nacional parece sufrir de una división y polarización entre múltiples grupos encabezados por panistas con influencia entre los militantes y que en su mayoría se han opuesto abiertamente a las decisiones de Anaya.

Tribus panistas

Existen variadas corrientes en el partido albiazul, como: calderonistas, corderistas, maderistas, morenovallistas, Panistas por México, compuesto por militantes “de la vieja guardia”, e incluso se habla de Rebeldes y la División del Norte.

En agosto de 2015 Anaya Cortés se convirtió en presidente del PAN, pero desde la contienda por ese puesto y posteriormente ha sido señalado por los mismos albiazules de: corrupción, desvío de recursos públicos para hacer campaña, incongruente y de operar a favor de sus intereses y de otros colores políticos.

Todos vs Anaya

“Se le han hinchado las manos de aplaudir a Peña Nieto”, acusó el entonces diputado federal, Javier Corral, a Ricardo Anaya; así como de utilizar toda una maquinaria al estilo del PRI para ganar la presidencia del partido con más del 70% de los votos de los panistas, todo esto a mediados de 2015.

Aunque algunos albiazules reconocidos parecieron, junto a sus seguidores, darle a Anaya el “espaldarazo” al cierre de ese año, entre ellos Gustavo Madero, eso no tranquilizó el “fuego amigo” en el seno de Acción Nacional durante el 2016.

Las principales críticas a Ricardo Anaya han surgido de la corriente encabezada por el ex Presidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala, quienes comenzaron poniendo en entredicho las determinaciones de la dirigencia nacional panista, luego ejerciendo presión, para finalmente pasar a la confrontación directa.

En octubre del 2016 Calderón responsabilizó a Anaya de poner en riesgo la unidad del PAN rumbo a las elecciones del 2018. Ese mismo mes chocaron en la Cámara de Diputados legisladores del grupo de Anaya con partidiarios del todavía Gobernador de Puebla en ese momento, Rafael Moreno Valle, provocando la caída del vicecoordinador parlamentario, el morenovallista Eukid Castañón.

En mayo de 2017, durante la sesión ordinaria del Consejo Nacional, la discusión subió de tono, pues Calderón reclamó a Anaya el hacer de la candidatura presidencial un tema unipersonal y, de usar el dinero del partido para promocionarse, llevándolo a una crisis. Hubo respaldo para ambas partes.

Todo el año pasado los enfrentamientos fueron continuos entre calderonistas y anayistas, e incluso se llevaron al terreno de las redes sociales, después de la presunta cancelación de elecciones internas para la postulación de candidatos. A continuación algunos ejemplos de la guerra de declaraciones.

Moreno Valle, quien aspiraba también a ser candidato a la Presidencia de la República, no se quedó tampoco callado, y en noviembre increpó en alusión a Anaya: “pareciera que tres dirigentes de partido están acaparando todo y queriendo distribuir los espacios de poder y eso me parece muy grave”.

Es verdad, Acción Nacional gobierna en Baja California, Baja California Sur, Guanajuato, Puebla, Chihuahua, Tamaulipas, Veracruz, Querétaro, Durango y Aguascalientes, pero lo que no queda claro es si todos los panistas votarán por una coalición en la que el abanderado sea Ricardo Anaya Cortés.

Pese a todo y a todos sus adversarios dentro y fuera de su mismo partido, Anaya insiste en que “el PAN está más fuerte que nunca”, aseveración que por todo lo antes expuesto, terminada la verificación se puede concluir que es: Engañosa.

¿Quién es Ricardo Anaya Cortés?

Precandidato a la Presidencia de la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano)

  • En el 2000, a los 21 años, fue candidato del PAN a diputado local por el Distrito XIV.
  • De 2003 a 2009 fue Secretario Particular del Gobernador del Estado de Querétaro. De 2008 a 2009 fue también Coordinador de Desarrollo Humano del Estado de Querétaro.
  • Diputado local en la LVI Legislatura queretana, en la que fue coordinador de la bancada panista de 2009 a 2010.
  • De febrero de 2010 a marzo de 2011 fue presidente del Comité Directivo Estatal del PAN en Querétaro.
  • El 1 de abril de 2011 fue nombrado por el entonces presidente de México, Felipe Calderón, subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo del Gobierno Federal.
  • Diputado federal por el Estado de Querétaro en la LXII Legislatura (2012-2015) Fue subcoordinador del Grupo Parlamentario del PAN.
  • En septiembre de 2014, siendo secretario general, fue designado como presidente nacional del PAN, en sustitución de Gustavo Madero que pidió licencia para participar en las elecciones de 2015.
  • En enero de 2015, Anaya Cortés es nombrado como el nuevo coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados y Madero regresa a la dirigencia nacional.
  • Gana en agosto de 2015 la presidencia de Acción Nacional al ahora gobernador de Chihuahua, Javier Corral, con más de un 70% de los votos de la militancia.
  • Si se convierte en candidato, llegará a la elección presidencial con 39 años, sólo uno arriba de quien fue el abanderado panista de menor edad, Luis H. Álvarez, pilar moral del PAN.
Total
108
Compartidos