Mitos sobre la menopausia

Mitos sobre la menopausia

Rompiendo El Mito

Por Deyra Guerrero

La menopausia es el momento de la vida de una mujer en que se deja de tener el periodo menstrual debido a cambios hormonales, lo cual suele ocurrir entre alrededor de los 45 y los 55 años, pero esta afirmación tiene sus excepciones.

Esta etapa comienza cuando los ovarios dejan de producir estrógeno y disminuyen la producción de otras hormonas reproductivas, como la progesterona. Sin estas hormonas ya no se produce la menstruación y no puede darse un embarazo.

De esta manera, si una mujer tiene entre 45 y 55 años, lleva un año completo sin su periodo menstrual, no está embarazada ni padece de alguna enfermedad grave, es posible que se encuentre ya en la menopausia.

Sin embargo, no en todos los casos la menopausia se produce por la edad. En ocasiones es producto de otros problemas de salud, por ejemplo, la extirpación de ovarios por medio de cirugía podría generar síntomas repentinos en lugar de un cambio gradual. También en tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia existen riesgos de una menopausia prematura o repentina.

A continuación te presentamos cinco mitos sobre la menopausia y cuál es la verdad al respecto.

No se puede hacer nada para reducir los síntomas. Falso

menopausia

Investigaciones recientes han comprobado que ejercitarse regularmente puede ayudar a las mujeres menopáusicas no solo perder peso y sentirse mejor acerca de sí mismas, sino también controlar los sofocos y mejorar el ánimo.

Por otro lado, según un análisis realizado en el 2016 de 62 estudios, algunas terapias basadas en plantas, incluidos los suplementos con ciertos compuestos que se encuentran en la soja, pueden ayudar a disminuir los síntomas.

Se pierde el apetito sexual. Falso

Generalmente se relaciona la baja en las hormonas en las mujeres por el envejecimiento, con una reducción del libido, pero no necesariamente es así.  De acuerdo a un estudio realizado en King’s College London, la menopausia no desempeña un papel tan clave en los problemas sexuales como antes se creía, sino que si se experimentaron problemas con el deseo y los orgasmos antes de la menopausia, serán retos que se seguirán presentando, pero por otra parte, también se puede mejorar en esta etapa la vida sexual.

La menopausia provoca dificultades con el sueño. Verdadero

Según la Sleep Foundation, las mujeres informan sufrir más problemas al dormir incluso hasta la posmenopausia, frecuentemente como resultado de los bochornos, el insomnio y los trastornos del estado de ánimo. Se estima que 61% de las mujeres posmenopáusicas sufren regularmente de insomnio. Es recomendable realizar ejercicios aeróbicos, evitar la cafeína, pues el organismo puede necesitar ocho horas para eliminarla, utilizar ropa liviana y mantener el cuarto fresco y cómodo para controlar la temperatura.

Hay aumento de peso. Engañoso

Para los científicos la menopausia en realidad no causa un incremento en el peso, pero sí puede aumentar la grasa abdominal debido a que reducción en los niveles de estrógenos después de la menopausia puede cambiar el almacenamiento de grasa de las caderas y muslos al estómago.

También es verdad que es más difícil controlar el peso con el paso de los años, pero sí es posible hacerlo, por lo que la mayoría de los expertos recomiendan participar en actividades aeróbicas moderadas por al menos dos horas y media a la semana, lo que da más energía y otro estado anímico.

La menopausia llega de repente y es una enfermedad. Falso

Es cierto que se reducen los niveles hormonales, pero las mujeres no están enfermas. Se trata de una fase natural en la que el cuerpo femenino finaliza la etapa en la que ha estado preparado para tener hijos.

No obstante, la mujer no pasa de una fase a otra de forma repentina, hay una serie de cambios previos que anuncian gradualmente la menopausia, entre ellos, alteraciones en los ciclos menstruales, sofocos y en algunos casos cambios en el ánimo.

En todo caso es mejor consultar con el médico y confirmar si ya se encuentra en esta situación y la forma para seguir teniendo una vida feliz y plena.

 

 

¿Qué opinas?

Deyra Guerrero

Contenido Relacionado