El Sueño: sus trastornos, mitos y realidades

Fecha:

Comparte:

Por Melina Barbosa

El Día Mundial del Sueño se realiza cada tercer viernes de marzo y es organizado por la World Sleep Society (WSS) para visibilizar las causas y síntomas de la falta de sueño, un problema que si no es tratado a tiempo puede ocasionar serios problemas de salud.

Los trastornos del sueño son problemas relacionados con dormir. Estos incluyen dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormido en momentos inapropiados, dormir demasiado y conductas anormales durante el sueño.

En Verificado, te explicamos algunos de las alteraciones más comunes del sueño y ciertos mitos relacionados con el bello acto de dormir.

Trastornos del sueño

Algunos de los síntomas que producen los trastornos del sueño son: imposibilidad para conciliar el sueño, despertar temprano, agotamiento físico, bajo rendimiento, sueño diurno, dificultad para cumplir con las obligaciones profesionales, familiares o sociales.

Al haber diferentes trastornos, hay síntomas específicos de cada uno:

  • Piernas inquietas: Incómodas y dolorosas parestesias (sensación de hormigueo) en el interior de las piernas, movimientos espontáneos e incontrolables.
  • Sonambulismo: Caminar de modo semi inconsciente al estar dormido.
  • Terrores nocturnos: Episodios de terror con gritos y agitación, a veces acompañados de sonambulismo.
  • Insomnio: Dificultad para conciliar el sueño, despertares nocturnos o fin prematuro del sueño.
  • Hipersomnia: Aumenta un 25% el sueño habitual y se tiene una facilidad excesiva para conciliar el sueño durante el día.
  • Narcolepsia: Dificultad para mantenerse despierto durante períodos largos, sin importar las circunstancias o ataques repentinos de sueño. 
  • Ronquido y apneas del sueño: Obstrucción de la faringe que no deja pasar el aire.

Mito 1. El insomnio es hereditario: VERDADERO

8560d392c5e1e5570913badd866063e4

El insomnio puede pasar de una generación a otra, pero se trata específicamente de una rara enfermedad denominada insomnio familiar fatal o insomnio genético; y se incluye dentro del grupo de enfermedades causadas por la producción anómala de una proteína llamada prion, ubicada en el cerebro.

Para poder dormir saludablemente, el cuerpo «inhibe» naturalmente el sistema reticular ascendente cuya función es mantener al cerebro en estado de vigilia, pero en personas con esta clase de insomnio, el sistema desaparece y es inevitable mantenerse en estado de alerta permanente.

Esta enfermedad evoluciona de forma progresiva entre los 6 y 48 meses hasta dejar al paciente en estado de coma y la sobrevida de un paciente con este tipo de insomnio es de más o menos 12-18 años, desde la aparición de los primeros síntomas.

Actualmente no se conoce cura para el insomnio familiar fatal ni tratamiento que retarde la progresión de la enfermedad, sin embargo, los especialistas siguen trabajando sobre la creación de un tratamiento que  permita evitar o desacelerar la formación de los priones causantes de esta misteriosa enfermedad.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que 770 millones de personas en todo el mundo padecen insomnio crónico, al tiempo que diversas investigaciones atribuyen este padecimiento a nuestra carga genética y no sólo a malos hábitos.

En general, la mutación es heredada de uno de los progenitores y por ser una enfermedad autosómica dominante, la probabilidad de tener un hijo o hija afectado(a) con este padecimiento es de 50% para cada embarazo.

No obstante, en los casos esporádicos la enfermedad no se hereda de ninguno de los padres. Está en manos de los profesionales de la genética evaluar los riesgos individuales.

Mito 2. Hay que dormir 8 horas diarias: VERDADERO 

dormir buenas

Datos del Hospital de la Universidad George Washington indican que para la mayoría de los adultos, de 7 a 8 horas por noche parece ser la mejor cantidad de sueño. 

Sin embargo, las y los bebés generalmente requieren aproximadamente 16 horas de sueño por día, mientras que adolescentes necesitan 9 horas de sueño.

Mito 3. Después de comer nos da el “mal del puerco”: VERDADERO

24KC

Sí, el «mal del puerco» es real, aunque su nombre científico es sueño postprandial, que no es más que la sensación de tener mucho sueño después de comer.

De acuerdo con la doctora Mónica Méndez Díaz, académica del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la UNAM, el sueño postprandial sucede por la manera en la que se metabolizan los alimentos, sobre todo cuando se trata de carbohidratos en abundantes cantidades.

Es decir, que gracias a nuestro sistema nervioso central, tenemos dos estados fundamentales: uno de vigilia y uno de sueño. Durante la vigilia podemos hacer todas nuestras actividades debido a que el hipotálamo libera la hormona orexina y mantiene activos los núcleos que regulan la vigilia.

«Después de comer, cuando los nutrientes se empiezan a absorber en la sangre, en cantidades muy pequeñitas, pasan del torrente circulatorio al cerebro. Las células en el hipotálamo lateral, al sensar las concentraciones de glucosa, dejan de tener actividad, de liberar orexina, lo cual provoca que el sistema que mantiene la vigilia se apague», explica la especialista.

¿Cómo conciliar el sueño rápido?

tiredface

Dormir mal se considera una enfermedad cuando se alcanzan los tres meses teniendo problemas de sueño y cuando estos se presentan por lo menos tres días a la semana.

La doctora Elena Urrestarazu, especialista del Departamento de Neurofisiología de la Clínica Universidad de Navarra, explica que el mayor problema es pasar mucho tiempo despierto en la cama y si no se logra conciliar el sueño, lo mejor es levantarse y hacer alguna actividad relajante. 

Ojo, no se trata de intentar cansarse para estar agotado, ya que el agotamiento puede ayudar a dormir, pero su efecto pasará en pocas horas.

La especialista en Neurofisiología asegura que la disposición de la persona es fundamental para solucionar este problema y sugiere las siguientes estrategias para lograr conciliar el sueño:

  • Habitación en condiciones adecuadas: Se recomienda que a la hora de dormir la habitación esté a una temperatura agradable, en silencio y en oscuridad.
  • Acostarse únicamente cuando esté somnoliento: No es efectivo forzarse a uno mismo a ir a la cama, esto puede generar un efecto contrario y aplazar el sueño.
  • No usar la cama para otras actividades como leer, ver la televisión o escuchar la radio, solo para dormir.
  • Una vez acostado, evitar las actividades mentales: Planificar las actividades del día siguiente o intentar solucionar problemas activan y retrasan la sensación de somnolencia.
  • Poner el despertador todos los días a la misma hora y no utilizar el botón snooze: Independientemente de lo que se haya dormido, se recomienda levantarse siempre a la misma hora.

¿Cómo quitar el sueño? 

  • Los líquidos ayudan al sistema circulatorio e impulsan el flujo sanguíneo: Aunque el café o el té pueden ayudar a arrancar el día con ánimo, el consumo excesivo puede causar deshidratación o agitación. Una buena manera de mantenerse despierto sin cafeína es beber fluidos con cero o bajas calorías.
  • Lavarse la cara con agua fría direcciona la circulación hacia la cabeza y permite recobrar temporalmente las energías, haciendo que uno se sienta más despierto.
  • Evitar el consumo de azúcar: Consumir azúcar suele considerarse una de las mejores maneras de mantenerse despierto, lo cierto es que es mejor evitarlo cuando uno está cansado, ya que provoca alzas en el nivel de azúcar en la sangre y una sensación súbita de mucha energía seguida de una baja energética. 
  • Si se necesita permanecer despierto en el trabajo, se recomienda interrumpir las tareas monótonas o poco interesantes trabajando durante 25 minutos corridos, seguido por 5 minutos de descanso. Variar ayudará a mantenerse despierto por más tiempo y a ser más productivo. 
  • Los ambientes cálidos pueden hacerte sentir cansado, un ambiente fresco tiene un efecto contrario. 
  • Hablar con un amigo o compañero de trabajo ayudará a concentrar la mente en la interacción social.
  • Escuchar música para despertar los sentidos también puede servir de distracción y hacer que uno se olvide del cansancio temporalmente.
  • Caminar puede impulsar el flujo de sangre hacia los músculos y despertarlos: Un cambio de escenario puede reducir la fatiga al incentivar nuevas ideas y la creatividad.

Si sospechas que padeces algún trastorno del sueño, te compartimos el siguiente test https://www.iis.es/test-del-sueno-2/ y al obtener tus resultados puedes acudir con un profesional médico, para brindarte un correcto diagnóstico. 

¡Dulces sueños!


LINKS / FUENTES:

¿Qué opinas?

¿Qué hacemos en verificado?

Somos un medio de comunicación especializado en el Fact Checking o verificación de hechos; se refiere a la labor de confirmar y comprobar hechos y datos.

━ Recomendado

Falso que no haya desabasto de 15 días como dijo Agua y Drenaje de MTY

Por Melina BarbosaPese a los reportes, protestas e inconformidad por parte de la ciudadanía, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey descartó durante la conferencia...

Aborto: Los estados a los que podría afectar la decisión de la Corte Suprema de EEUU

Especial En Estados Unidos el aborto está protegido en todo el país desde 1973, cuando la sentencia ‘Roe v. Wade’ resolvió que la Constitución norteamericana consagra el...

Los pecados de la fe

Entre PeriodistasPor Andrés A. Solis*En los años ochenta una historia saturó las páginas de los periódicos, y los espacios en noticiarios de radio y...

No, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo no ha anulado el matrimonio gay

Se comparte de nuevo una cadena de WhatsApp que afirma que "el Tribunal de Derechos Humanos más importante del mundo estableció textualmente que no existe el...

Discurso mayormente verdadero en el Quién es Quién, pero lanzan también rumores

Por Deyra Guerrero y Leslie OrozcoSeis de un total de siete frases verificables fueron ciertas en lo dicho por Ana Elizabeth García Vilchis, en...