VERIFICADO EXPLICA: Lo que debes saber sobre la “Objeción de conciencia”

VERIFICADO EXPLICA: Lo que debes saber sobre la “Objeción de conciencia”

Por Daniela Mendoza Luna

La «Objeción de conciencia» es el tema en la agenda local y nacional estos días. Medios locales y nacionales replican, con variantes, el mismo titular: “Congreso de NL aprueba reforma; médicos podrían negar servicios a la comunidad LGBTTTTIQ+”.

Lo que implican este tipo de mensajes es que la LXXV Legislatura avaló que se nieguen servicios de salud este sector; se trata de una simplificación que no abarca por completo, los riesgos de esta reforma a la Ley Estatal de Salud.

En Verificado nos dimos a la tarea de consultar documentos internacionales y hablar con especialistas en la materia, para que nos expliquen que implica realmente la llamada “Objeción de conciencia”.

Empecemos por el principio: la reforma

Lo que la mayoría de los integrantes de Congreso de Nuevo León aprobaron es una reforma a la Ley Estatal de Salud que dice:

  • IV.- EL PERSONAL MÉDICO Y DE ENFERMERÍA QUE FORME PARTE DEL SISTEMA ESTATAL DE SALUD, PODRÁN EJERCER LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA Y EXCUSARSE DE PARTICIPAR EN LA PRESENTACIÓN DE SERVICIOS QUE ESTABLECE ESTA LEY.
  • CUANDO SE PONGA EN RIESGO LA VIDA DEL PACIENTE O SE TRATE DE UNA URGENCIA MÉDICA, NO PODRÁ INVOCARSE LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA, EN CASO CONTRARIO SE INCURRIRÁ EN LA CAUSAL DE RESPONSABILIDAD PROFESIONAL;

 

La Objeción de conciencia ¿qué es?

Al respecto, Carlos Osoria, Maestro en Gobernanza y Derechos humanos, y fundador de Humanus, Consultoría en Derechos Humanos, S.C. señala que:

“…la objeción de conciencia es un derecho humano, sin embargo, la misma debe regularse adecuadamente para no poner en riesgo, en este caso, el acceso al nivel más alto de salud de ciertos grupos poblaciones

Además, es importante señalar que el dictamen aprobado por el Congreso local utiliza como una de sus justificaciones que la Ley General de Salud en su artículo 10 bis contempla la objeción de conciencia de una forma muy similar a la aprobada hace unos días. Sin embargo, lo que no tomaron en cuenta es que la CNDH presentó en 2018 una Acción de Inconstitucionalidad en contra de dicho artículo y ésta aún no se resuelve por parte de la Suprema Corte de Justicia”.

Algunos de los estándares internacionales y recomendaciones al Estado mexicano que no se tomaron en cuenta al momento de regular la objeción de conciencia en la Ley Estatal de Salud son las que se derivan de las observaciones Sobre las obligaciones de los Estados en virtud del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en el contexto de las actividades empresariales:

  1. CESCR-GC-22 Derecho a la salud sexual y reproductiva, párrafo 14
  • La no disponibilidad de bienes y servicios debido a políticas o prácticas basadas en la ideología, como la objeción a prestar servicios por motivos de conciencia, no debe ser un obstáculo para el acceso a los servicios.
  • Se debe disponer en todo momento de un número suficiente de proveedores de servicios de atención de la salud dispuestos a prestar esos servicios y capaces de hacerlo en establecimientos públicos y privados a una distancia geográfica razonable.
  1. CESCR-GC-22 Derecho a la salud sexual y reproductiva, párrafo 43.
  • En caso de que se permita a los proveedores de servicios de atención de la salud invocar la objeción de conciencia, los Estados deben regular adecuadamente esta práctica para asegurar que no impida a nadie el acceso a los servicios de atención de la salud sexual y reproductiva, en particular exigiendo que se remitan los casos a un proveedor accesible con capacidad y disposición para prestar el servicio requerido y que no impida la prestación de servicios en situaciones urgentes o de emergencia.
  1. Observación: CESCR-GC-24 Sobre las obligaciones de los Estados, párrafo. 21.
  • De manera análoga, los proveedores de atención de salud privados deberían tener prohibido denegar el acceso a servicios, tratamientos o información asequibles y adecuados.
  • Por ejemplo, cuando los profesionales de la atención de salud pueden invocar la objeción de conciencia para negarse a prestar determinados servicios de salud sexual y reproductiva, como el aborto, deberían derivar a las mujeres o niñas que demandan esos servicios a otro profesional, dentro de un radio geográfico razonable, que esté dispuesto a prestar esos servicios.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el Informe de Fondo Nº 43/05, caso 12.219, Cristián Daniel Sahli Vera y Otros Vs. Chile, dice que “El derecho a la libertad de conciencia y religión dispuesto en el artículo 12 de la Convención Americana está limitado a:

“La libertad de manifestar la propia religión y las propias creencias está sujeta únicamente a las limitaciones prescritas por la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud o la moral públicos o los derechos o libertades de los demás”.

“Es evidente que la configuración legislativa aprobada no respeta los estándares básicos sobre la objeción de conciencia, dejando en una incertidumbre jurídica a grupos poblaciones que se encuentran en situación de discriminación constante.

Lo anterior es preocupante ya que, de acuerdo con los últimos resultados sobre zonas metropolitanas de la Encuesta Nacional sobre Discriminación, Monterrey y su área metropolitana presentan altos índices de percepción de discriminación, principalmente motivada por apariencia física, origen, el estatus económico, la orientación sexual, el sexo, o por la condición de migrante, entre otros» afirma Osoria.

“Imaginemos un caso de atención a la salud en donde el servicio le es negado a una persona migrante porque quien la atienda considera incorrecto que una persona no mexicana acceda a los servicios básicos de salud.

O que se le niegue el acceso a la salud a una persona trans, ya que quien le brinde el servicio esté en desacuerdo con su identidad de género. Definitivamente la forma en cómo quedó configurada la objeción de conciencia pareciera que plantea más problemas que soluciones, principalmente en temas de discriminación y acceso a la salud”, destaca el especialista.

VER: La objeción de conciencia no debe significar un obstáculo o retroceso para el ejercicio efectivo de los derechos humanos: ONU Mujeres, UNFPA y ONU-DH

Sobre los alcances y limitaciones de la objeción de conciencia, la ex legisladora local y Maestra en Derecho Constitucional y Gobernanza por la UANL, Josefina Villarreal coincide con los riesgos de la falta de regulación sobre esta reforma legal.

Destaca que, en 2018, el Senado de la República avaló una reforma a la Ley General de Salud en términos muy similares que la legislación del estado de Nuevo León, la cual puedes consultar aquí.

“Lo que creo es que si bien es Constitucional, puesto que lo contemplan en Tratados Internacionales; la reforma en Nuevo León se quedó corta, puesto que deja el término amplio, sin especificar, que los servicios de salud públicos deberán garantizar exista médicos no objetores para brindar los servicios médicos que se requieran, independientemente que ponga o lo en riesgo la vida de la paciente”.

Pero además, el Ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío arremetió contra el Congreso de Nuevo León al afirmar lo siguiente:

La falta de regulación sobre la aplicación de la objeción de conciencia, no deja claro el tema de prestación de servicios hacia varios grupos de personas sobre los que se pudiera ejercer esta negativa a prestar servicios de salud, por lo que se habla de un espectro que va desde la diversidad sexual, las mujeres hasta las  personas que migran o que viven con VIH.

La reforma fue aprobada con 35 votos a favor, 6 en contra y aun no ha sido publicada en el Periódico Oficial del Estado.

 

¿Qué opinas?

Daniela Mendoza

Contenido Relacionado