Verificado Explica: Datos sobre el impacto del Tren Maya

Fecha:

Comparte:

Por Melina Barbosa

El hecho de que el trazado del Tren Maya atraviese la reserva ecológica de Calakmul, reconocida como Patrimonio Mixto de la Humanidad por la UNESCO, ha generado controversia por el impacto ecológico que pudiera tener la obra en la zona.

Ante ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado que la tala de árboles sería mínima, dado que se usarán líneas de ferrocarril ya construidas, así como carreteras y tendidos eléctricos.

calakmul campeche reserva biosfera bosque zona arqeueologica reserva
Reserva de Calakmul, en Campeche

México cuenta con dos declaratorias de la UNESCO en la categoría Bien Mixto: el Valle de Tehuacán-Culcatlán; ubicado entre los estados de Puebla y Oaxaca, y la Antigua Ciudad Maya y bosques tropicales protegidos de Calakmul, Campeche.

Si bien, la crítica ambientalista ha sido la narrativa más recurrente, otra de las  problemáticas importantes es la usurpación territorial que viven los pueblos originarios por la aprobación de estos proyectos.

Aquí te contamos algunos datos que debes saber sobre los impactos del Tren Maya.

Sobre el desplazamiento de los pueblos indígenas

cuartoscuro 683278 digital

Pese a la «histórica inversión» de más de 650 mdp en el proceso de la Consulta Indígena, la cual Gobierno Federal define como la más grande en la historia de México para un proyecto de infraestructura, los mismos pueblos Mayas, Tseltales, Ch’ols, Tsotsiles, entre otros, han reportado una serie de irregularidades en torno al Tren Maya. 

El 19 de diciembre de 2019 la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) emitió un comunicado afirmando que el proceso de consulta indígena sobre el «Proyecto de desarrollo Tren Maya», realizado del 15 de noviembre al 15 de diciembre, no cumplió con los estándares internacionales en la materia.

Y aunque la ONU-CDH reconoció que los diálogos con las comunidades indígenas de la región hayan iniciado antes de la definición y ejecución del proyecto, la organización observó durante las asambleas regionales que la convocatoria, el protocolo y la información presentada sólo hacían referencia a los posibles beneficios del proyecto y no a los impactos negativos que pudiera ocasionar.

La ausencia de estudios sobre los impactos o la falta de difusión de los mismos, dificulta que las personas puedan definir su posición frente al proyecto de manera plenamente informada. 

No obstante, las autoridades decidieron avanzar a la etapa consultiva del proyecto.

Por otro lado, según datos del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), la implementación del proyecto conllevaría el desplazamiento de varias familias y comunidades asentadas en las orillas de las vías o donde se prevé la construcción, algunas de las cuales no estarían conforme con su desalojo y reasentamiento y que por ende estarían en riesgo de un desplazamiento forzoso.

Ante esto, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) aseguró que no habría desalojos forzosos ni expropiación y para ello, entre otros objetivos, contaría con la asesoría de ONU-HABITAT México, quien habría elaborado un Protocolo de Relocalización Consensuada de Población desde los Derechos Humanos.

Sin embargo, se comunicó a estas relatorías que comunidades indígenas asentadas en proximidad de las vías o donde se prevé la construcción no habrían recibido información sobre qué pasaría con ellas y que varias familias de barrios históricos de la ciudad de Campeche no estarían de acuerdo con el reasentamiento.

Cabe recalcar que estas familias habrían enfrenthado obstáculos en promover recursos legales debido a la limitación de las actividades judiciales impuesta por la contingencia de Covid-19.

Copia de Portada VMX 9

Recordemos que el 31 de marzo de 2020, el Consejo de Salubridad General reconoció como emergencia sanitaria la epidemia de enfermedad generada por el virus SARS-CoV-2 y estableció medidas extraordinarias en todo el territorio nacional, entre las cuales se incluía la suspensión de actividades no esenciales con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del virus.

No obstante, el proyecto del Tren Maya habría sido clasificado como esencial y las actividades dirigidas a la implementación del mismo habrían seguido ejecutándose.

Respecto a esto, el 8 de mayo de 2020, comunidades indígenas de Chiapas habrían obtenido la suspensión provisional del primer tramo de la obra en aras de salvaguardar la salud del pueblo maya ch’ol, suspensión que no habría sido acatada por la dependencia de gobierno a cargo de la obra, inclusive cuando el mismo Tribunal concedió una suspensión definitiva a las comunidades.

Asimismo, el FONATUR rechazó adoptar medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos el 14 de mayo de 2020, las cuales instaban la suspensión de las actividades no esenciales relativas al proyecto de manera urgente, con el fin de proteger el derecho a la salud, la integridad personal y la vida de los habitantes de la península de Yucatán.

Por otro lado, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas 2020, conmemorado el 9 de agosto, el FONATUR, el INPI, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y ONU-Habitat, realizaron el primer conversatorio «Voces de los pueblos indígenas y el Tren Maya».

Durante dicho conversatorio, Dulce Pat Puc, Coordinadora de Mujeres Mayas de Quintana Roo (CONMAYA) alertó sobre un recorte en el presupuesto para prevenir y atender la violencia de género contra las mujeres y niñas mayas de Quintana Roo, mientras que para proyectos como el Tren Maya tales recursos no fueron pausados durante la pandemia.

De igual manera, Pat Puc aclaró que los pueblos originarios no están en contra de ningún proyecto de desarrollo, sin embargo, el enfoque en el cambio de infraestructuras solo prioriza al turista en vez de beneficiar a los mismos pobladores.

Por su parte, Jessica Vega Ortega, integrante del comité coordinador de la «Red de Jóvenes Indígenas de América Latina y el Caribe» señaló la apropiación de la cultura e identidad indígena y destacó la importancia de que el Gobierno Federal establezca los debidos diálogos con las comunidades. 

Sobre el impacto ambiental

Recordemos que en 2018, López Obrador aseguró que no se iba a tumbar ni un solo árbol para construir el Tren Maya:

Sin embargo, durante la mañanera del pasado 24 de marzo, el presidente nuevamente contradijo lo que él mismo señaló hace casi 3 semanas:

Ya hemos respondido, no hay destrucción de la selva, es una brecha cuando mucho de 50 kilómetros de los mil 550 kilómetros.

Pero esta afirmación es engañosa, debido a que el 6 de marzo de 2022, publicó una fotografía en su cuenta de Facebook, acompañada de un texto en el que indicaba que las obras el Tren Maya solo dañarían 100 hectáreas:

tren maya

«En 1,500 km del tren solo se impactarán 100 hectáreas, la mayor parte acahuales».

El comentario de AMLO fue borrado de su perfil de Facebook y solo se dejó la imagen, pero fue reportado en su momento por diversos medios de comunicación.

Si bien es cierto que la expansión férrea del Tren Maya abarca mil 525 kilómetros atravesando los estados de Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo, aun no existen estudios oficiales y recientes que avalen ciertas cifras, pues la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) sólo ha evaluado de forma completa la fase 1 del Tren Maya durante el 2020.

No obstante, también hay análisis de organizaciones no gubernamentales como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), que estima que el tramo de la obra podría ocasionar la deforestación de 2 mil 500 hectáreas de selva, es decir, 8 millones 736 mil árboles.

En cuanto al tramo 5 del tren maya, a principios del 2022 se confirmó el cambio de trazo de la ruta Cancún-Playa del Carmen, por lo que la cancelación de los trabajos que ya se tenían avanzados dejó como saldo 20 mil árboles talados, lo cual se tendría que sumar a la estimación del mandatario y los ambientalistas.

Ante esto, el 21 de enero FONATUR publicó en su portal oficial que en la carretera Cancún-Tulum hubo rescate y trasplante de árboles; no tala. 

«En el camellón de la carretera federal 307 Cancún-Tulum no hubo tala, sino rescate y trasplante de árboles, los cuales fueron reubicados a espacios públicos como avenidas y parques de Playa del Carmen, Puerto Morelos y Cancún».

La FONATUR aclaró que incluso, muchos de los aproximadamente 20 mil árboles fueron rescatados y trasplantados por hoteleros de la zona; tratándose de especies como macuili, ceiba, siricote, cedro y palmas.

Por otro lado, ecologistas han señalado que la nueva ruta pasará justo encima de la reserva de cenotes y cavernas de Sac Actún, por lo que el impacto a la flora y la fauna sería aún mayor si no se realizan los debidos estudios de vías o estrategias alternas.

Greenpeace y organizaciones locales recién compartieron que detuvieron simbólicamente las obras en el tramo 5 del Tren Maya que van de Cancún a Tulum.

 

La organización advirtió de «la profunda devastación en la zona, que se extiende al día de hoy en por lo menos 30 kilómetros de selva con 60 metros de ancho».

Greenpeace argumenta que expertos y activistas de Siempre Unidas, Jaguar Wildlife Center, Centinelas del Agua, Red de Formadores Socioambientales y MOCE Yax Cuxtal AC han mostrado su preocupación debido a los impactos negativos que tendrá la construcción de este tramo ya que, en el último de los cuatro cambios de su trazo, la ruta se adentra cada vez más en la selva, contraviniendo la promesa de conservar un trazo sobre el derecho de vía existente.

Sobre el impacto económico

FEWiWjLX0BU4HR1

En cuanto a datos económicos del Tren Maya, ONU-Habitat estima que de aquí al año 2030 se crearán: 715,000 nuevos empleos en los 16 municipios con una estación de tren (en el análisis, se tuvo en cuenta el trazado propuesto inicialmente), 150,000 empleos en la economía rural asociada al tren y 80,000 más con los trabajos de construcción de los cinco primeros tramos en 2020.

Según datos del FONATUR, con la construcción del Tren Maya se han generado 88,210 empleos directos e indirectos y se estima que en 2022 se generen 200,000 más.

El Tren Maya empleará a la población originaria en trabajos directa e indirectamente asociados al ferrocarril. En total, se registrará un incremento del 38% con respecto a la población originaria ocupada en 2015.

Sin el tren, el impacto económico local (valor total de la producción y de la transformación de los bienes que se da en la región) crecería 0.84 (1.5 billones de pesos). Mientras que con el tren, el crecimiento sería de 1.59, (2.1 billones de pesos).

Para 2030, se estima que las personas en situación de pobreza habrán descendido un 15% debido al impacto económico del Tren Maya en la región sureste.


LINKS / FUENTES:

 

¿Qué opinas?

¿Qué hacemos en verificado?

Somos un medio de comunicación especializado en el Fact Checking o verificación de hechos; se refiere a la labor de confirmar y comprobar hechos y datos.

━ Recomendado

Falso que Viruela del Mono sea una enfermedad de transmisión sexual

Por Melina BarbosaUsuarios de redes sociales y algunos medios de comunicación han compartido publicaciones afirmando que la viruela del mono es una enfermedad de...

Dignidad póstuma

Entre PeriodistasPor Andrés A. Solis*Este lunes la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que reforma varias disposiciones de la...

Desmienten fotomontaje y veto a Derbez, en Quién es Quién

Por Deyra Guerrero y Leslie OrozcoEn el "Quién es Quién” de la conferencia matutina de prensa del 25 de mayo de 2022, Ana García...

Las falsas promesas de curación al COVID persistente

Dietas milagrosas, duchazos de agua fría y otras supuestas curas o tratamientos llegan a medios informativos ante este problema de salud del que...

Falso que joven trans sea el tirador en Uvalde, Texas

Por Michell García Luego de que se diera a conocer la noticia sobre que un joven de 18 años ocasionara un tiroteo en una primaria...