¿Es la corrupción parte del ADN mexicano o se puede combatir?

¿Es la corrupción parte del ADN mexicano o se puede combatir?

Verificado Staff

Este viernes verá la luz en Nuevo León “Incorruptible” una plataforma de denuncia ciudadana que busca ser un vínculo entre los ciudadanos y las autoridades para detectar y perseguir actos de corrupción.

A nivel nacional comenzó su operación en octubre, pero será hasta esta semana que a través del Consejo Cívico, la entidad se sume al esfuerzo que ya opera en Jalisco, Sonora y Coahuila.

“Incorruptible” tiene dos objetivos específicos; el primero es ofrecer herramientas para distinguir los actos de corrupción, y el segundo  extender una vía rápida y eficaz para la denuncia.

Sandrine Molinard, directora del Consejo Cívico, señala que con la modificación a la Ley de Responsabilidades Administrativas como parte del todo el andamiaje de sistema Anticorrupción, hace necesario socializar las nuevas “reglas del juego”,

“Buscamos que los ciudadanos que sean víctimas de corrupción o que presencien un acto de corrupción tengan una forma de denunciar, entonces lo que es importante es que la tecnología detrás de nuestra aplicación o de la página web, tiene una protección que garantiza el el anonimato del denunciante, peor al mismo tiempo mantiene un lado directo entre la plataforma y el denunciante”, dice.

La identidad de la persona que denuncia siempre va a parecer anónima, sin que la comunicación se rompa en ningún momento. Además, el proyecto tiene también un enlace hacia la Contraloría Estatal y las Municipales, e incluso en la Auditoría Superior del Estado.

Adicionalmente, el denunciante podrá acceder a los avances de su denuncia a través de su usuario, e interactuar también con las autoridades, reservando su identidad.

En la parte de usuario ¿Cómo funciona el registro, tiene que poner todos sus datos? ¿Cómo puede acceder cualquier persona?

Es anónimo porque los datos del usuario aunque tenga que entregarlos para abrir su cuenta están protegidos, se invirtió mucho dinero en esta tecnología, mucha asesoría de expertos para que cuando tú te registres, tus datos queden completamente anónimos.

La información estaría incluso en distintos servidores, para que haya una protección contra un posible hackeo, y los datos siempre serán anónimos.

Ninguna denuncia va aparecer tal cual la presente el usuario, va a existir una especie de filtro, en donde vamos a revisar que tengan sustento, que no halla difamación y estén relacionadas con la corrupción, porque hay otras cosas que más bien tienen que ver con el abuso de confianza, y otro tipo de delitos.

¿Cómo podrá ver le ciudadano como avanza la denuncia?

Lo que vamos a pedir a la Autoridad, nosotros ya dialogamos con la Contraloría Estatal y la Fiscalía Anticorrupción, ellos están interesados en tener un usuario que les permita tener comunicación para subir información de cada caso, por ejemplo, si alguna denuncia no procede por falta de pruebas, ellos van a poder subir la información al portal.

Pero aquellas que si procedan, también podrá informar cuando se abra una carpeta de investigación o de presente una denuncia penal formal o si ya el caso fue asignado a un juzgado y si hay una sentencia, sanción al funcionario público.

¿De qué modo la plataforma le dará seguimiento a los casos, habrá algún abogado representante de la organización?

Así es, este proyecto lo que busca es establecer ya sinergias entre as autoridades y las organizaciones civiles participantes, porque lo que buscamos es en conjunto usar nuestras capacidades de combate a la corrupción.

¿Por qué es necesario este tipo de proyectos en Nuevo León?

Lo que nosotros hemos analizado en Nuevo León, pero pudiera ser en cualquier lado de la república. Hemos escuchado comentarios, como que la “corrupción es cultura”  o que es parte del ADN de los ciudadanos, y no pensamos que eso sea cierto, pero si hay una normalización de la corrupción.

La corrupción ha pasado a ser parte del sistema de la operación de este país, de las autoridades e incluso de muchas empresas y lo primero que queremos es sensibilizar a los ciudadanos sobre los actos de corrupción.

Lo que buscamos es crear esta corresponsabilidad entre los ciudadanos y el gobierno para combatir la corrupción porque no va a desaparecer sola.

Sandrine Molinard insistió que una de las garantías que quieren ofrecer al usuario, es la seguridad de sus datos, pues afirma, ni siquiera las organizaciones participantes en el proyecto podrán acceder a ellos.

Señala que según estimaciones del Fondo Monetario Internacional la corrupción cuesta al país más o menos el 2 por ciento del Producto Interno Bruto, lo que equivale 390 mil millones de pesos, sería como cuatro veces el presupuesto anual de Nuevo León y 38 veces lo que se hubiera podido invertir en Seguridad.

“Se podría haber hecho muchísimas cosas con este dinero, se puede liberar recursos que se inviertan en desarrollo social y obra pública”, puntualizó.

 

 

 

Para asistir al evento de presentación de la plataforma este jueves 7 de diciembre a las 10:30 horas en el Museo del Noreste, pueden confirmar su asistencia dando clic aquí.

¿Qué opinas?

Verificado

Contenido Relacionado