fbpx
Por Caridad García

Aunque el nuevo sistema de justicia penal en México todavía no funciona como debería, ya es posible encontrar casos como el del actor Axel Arenas, acusado de feminicidio y liberado seis días después por fallas en el proceso de su detención.

Los cambios, que entraron en vigor en junio de 2016, incluyen los juicios orales, pero también una serie de innovaciones en todo el proceso y medidas para solucionar conflictos, como la justicia alternativa o trámites abreviados.

Martín Sánchez Bocanegra, director de Renace, nos habla en esta ocasión de las fortalezas y debilidades que persisten en el país al momento en que las autoridades intentan hacer valer el estado de derecho y la legalidad, con las nuevas reglas.

¿Cuál es el objetivo principal del nuevo sistema de justicia penal?

Lo que busca este nuevo sistema de justicia es que los casos que vayan a juicio sean los que verdaderamente deben de ir a juicio, para que el Estado le invierta todos los recursos posibles a este tipo de casos, como los son secuestro, violación y homicidio.

¿Cuál es la diferencia entre el viejo sistema y el actual?

El antiguo sistema en su marco jurídico era ineficiente, injusto y violador de la presunción de inocencia y del debido proceso. Este nuevo sistema de justicia acusatorio, el cual tenemos ahora, no tiene ese tipo de marco. El nuevo sistema respeta la inocencia.

Por ejemplo, el caso del actor (Axel Arenas) hubiera ido a juicio y con pruebas circunstanciales lo pudieron haber condenado y pudo haber estado en la cárcel por años y años. Ha habido casos de inocencia donde (los procesados) han durado entre ocho o 10 años en la cárcel y luego fueron declarados inocentes.

¿Por qué el sistema de justicia penal en ocasiones se muestra tan ineficiente?

No es que el sistema sea pobre, el problema es la falta de capacitación de los operadores, por eso todavía se presentan injusticias porque hay autoridades que acusan sin fundamentos y no hacen su trabajo dentro del sistema de justicia.

Hoy en día en México y en Nuevo León se tienen varias formas de probar la inocencia, entonces sí se presentan casos de injusticias, pero no tan graves como las que se presentaban en el sistema del cual salimos en el 2016, cuando ya terminó la implementación del nuevo sistema de justicia.

¿Cuáles son los errores que aún existen en la impartición de justicia?

Las fallas son por el mal desempeño del personal que no está bien capacitado, los policías requieren de más capacitación, capacitación permanente para los operadores, coordinación y comunicación entre los operadores responsables de la impartición de justicia. Este sistema requiere de un sistema de justicia y un sistema de comunicación entre operadores responsables de la impartición de justicia para que fluya la información, se evite la injusticia o dejar libres a los responsables.

¿A qué se debe que las cárceles más bien parecen escuelas para delincuentes?

El sistema penitenciario cuenta con una nueva ley que se llama Ley de Ejecución Penal, que aún no opera al 100% porque le dieron de plazo 3 años para su implementación. Es por eso que ahorita hay cárceles que no cuentan con los estándares mínimos de funcionamiento, violentan los derechos humanos, no tienen los servicios mínimos de asistencia de salud y de comida y no hay un sistema de trabajo digno que les dé oportunidad a los internos de prepararse para su reinserción social. O sea, efectivamente al sistema penitenciario le queda muchísimo para la transformación.

¿Qué hace falta para completar esa metamorfosis?

Se necesita una inversión muy importante, más personal técnico, de custodia, tecnología, espacios necesarios para cumplir con su propósito. Los sistemas penitenciarios deben de estar pensados y preparados para separar entre procesados y sentenciados, y no lo está, separar entre hombres y mujeres, y no lo está. Todavía le falta mucho al sistema penitenciario, es un pendiente que todos sabemos es necesario impulsar.

 

¿Qué opinas?
Total
8
Compartidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*