Maya, la rescatista de 4 patas que halló vida entre escombros

Maya, la rescatista de 4 patas que halló vida entre escombros

Syndy García / Monterrey

Con cuatro patas, un gran olfato y años de entrenamiento, fue con lo que Maya, la perrita rescatista de Protección Civil de Santa Catarina, llegó a la Ciudad de México para ayudar.

Su lugar de trabajo por varios días fueron los restos de la textilera, un edificio de cinco niveles colapsado por el sismo, en la colonia Obrera, de la delegación Cuauhtémoc.

Ahí, Maya, junto a Héctor Treviño, voluntario del equipo de Protección Civil “Jaguares”, lograron ubicar dos sobrevivientes y tres cuerpos sin vida entre los escombros.

Tras su regreso a Nuevo León, el binomio no conoce hasta ahora a las personas que lograron rescatar con vida. No obstante, Treviño cuenta que su pago es la satisfacción de su labor.

“El pago que me da Maya es el de encontrar y eso es lo que nos damos ella y yo, y cada vez que localizamos es nuestro pago la satisfacción”.

“No pedimos nada a cambio, a mi nada me dan, nada les cobro, lo hago por amor, y bueno… hasta donde me ha llevado Maya ahorita a nivel internacional es una gran satisfacción”.

Después de su trabajo en la Ciudad de México, Treviño y Maya han recibido felicitaciones desde Colombia; Los Ángeles, California; Houston y otros lugares fuera del país.

Maya, la perrita de seis años, también ha sido recompensada con unas botas para trabajar, alimento, medicina y hasta una cama.

Incluso, una veterinaria prestigiada de Nuevo León le obsequió a la pastor belga tratamientos de limpieza y atención médica. “Ella se lo merece”, refiere Treviño.

A más de una semana del sismo, Maya según su acompañante no está en condiciones de seguir su trabajo debido a que fue sometida a un gran estrés; sin embargo, refiere que se le dará descanso para tranquilizarla.

“Maya es una perra de trabajo, no tiene las mismas condiciones que una mascota. Maya llega a la ciudad de Monterrey con cierto estrés de lo que vivió en su experiencia en este sismo y localización.

“El escenario fue muy diferente a lo que ella estaba acostumbrada a trabajar y sobre todo la cantidad de gente que la rodeo en el momento de estar haciendo su trabajo.

“Nunca había estado rodeada de tanta gente, ruido, maquinaria, labor de socorristas, fue algo muy fuerte para nosotros dos como binomios”.

Una vez que Maya se encuentre tranquila y lista, el binomio se declarará nuevamente dispuesto a realizar su trabajo para ayudar a otros en donde sea llamado.

El binomio de Maya y Treviño en acción

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué opinas?

Syndy García

Contenido Relacionado

Copy link