fbpx

Syndy García / Monterrey

El 21 de enero de 2018, vence el plazo para que todas las empresas de Nuevo León cumplan con la instalación de salas de lactancia, espacios donde las madres pueden amamantar, extraer su leche o conservarla.

Para hablar sobre el tema, Verificado entrevistó a Mariana Viallalobos, directora de la Fundación Lobos e integrante del organismo de apoyo a la lactancia de UNICEF.

¿Cuáles son las disposiciones en favor de la lactancia materna que a partir de 2018 serán obligatorias para las empresas de Nuevo León?

La obligación que tienen los empleadores de instalar los lactarios en los centros de trabajo vence el 21 de enero de 2018, todos aquellos que no lo hagan van a ser sujetos a una multa que va a imponer la Dirección de Inspección y Defensa. Estas multas según la legislación por el hecho de no contar con lactario oscilan entre 500 y 2 mil veces el salario mínimo general vigente (aproximadamente entre unos 44 mil 180 y los 176 mil 720 pesos).

La parte de cómo hacer valer la ley será a través de esas denuncias anónimas y también a través de las inspecciones que está haciendo la Dirección de Inspección y Defensa.

En cuanto a los hospitales públicos y privados, ¿cuáles son las nuevas reglas que se deberán cumplir a partir de 2018? 
Mariana Viallalobos, directora de la Fundación Lobos.

Los hospitales públicos y privados deben de adoptar la iniciativa Hospital Amigo del Niño y de la Niña que es una iniciativa internacional que consta de 10 pasos para garantizar una lactancia exitosa y un nacimiento humanizado; van desde el alojamiento conjunto, la no separación de madre e hijo, apego inmediato, no suministración de sucedáneos por rutina, si el bebé es prematuro favorecer el método canguro, extracción de leche, instalar lactarios, prohibir el uso de biberones y chupones como lo marca la legislación internacional, entre otras circunstancias.

¿Cuál es la importancia de brindar leche materna a bebés y niños?

Hay muchos riesgos evidenciados comprobados científicamente como resultado de no recibir leche materna para los niños y las niñas, el primero de ellos es que no reciben una protección inmunológica, aumenta el riesgo de enfermedades gastrointestinales, respiratorias, del oído, leucemia, diabetes, la probabilidad de obesidad. En las mujeres, el amamantar reduce la probabilidad de desarrollar cáncer de mama.

La leche materna, al ser un fluido vivo e inteligente que contienen células madre, hace que se desarrollen todos los órganos de los niños en sus óptimas condiciones, por lo tanto, nos da niños con un mayor coeficiente intelectual y mayores habilidades sociales y cognitivas.

¿Qué es lo que en México se da más a los menores: leche materna o fórmula?

Desafortunadamente en México la mayoría de los niños y niñas son alimentados con leche artificial, el 86 por ciento de los niños es alimentado artificialmente desde su nacimiento y el 14 por ciento de los niños reciben leche materna, esto debido a una gran desinformación.

Hay otro factor importante que es la falta de capacitación de los profesionales de la salud, ya que no se ha logrado que en las facultades se vea el tema de lactancia, esto sin contar el exceso de mitos como parte de esta herencia cultural que nos hacen creer que no se tiene leche.

En el caso de las mujeres que amamantan y trabajan solo el 10 por ciento lo logra, el 90 por ciento restante lo abandonan porque no tienen el respeto a sus derechos, no cuentan con la información para extraerse, ni tiene un lugar digno e higiénico para realizarse la extracción.

¿Cuánto llegaría a gasta una persona que decide alimentar a un bebé solo con fórmula?

Un niño sano en promedio ocupa una lata por semana de 400 gramos, por lo tanto serían 52 latas por año, y habiendo fórmulas desde las más sencillas, ese gasto pudiera oscilar entre los 6 mil 200 pesos y los 21 mil pesos anuales, dependiendo del tipo de fórmula, porque hay desde las básicas, hasta las de soya, hidrolizadas con hierro y con fortificado, cuando en todos estos casos la leche materna sería la mejor opción, este gasto sería anual y considerando que la alimentación con leche para los niños es al menos dos años, habría que multiplicarlo por dos.

¿Qué les dices a quienes están por tener un hijo o hija y aún no saben cómo lo alimentarán los primeros meses y años de vida?

Las invito a que conozcan a cerca de la lactancia, que se enteren, que se empoderen y sepan que pueden producir el mejor alimento del mundo para sus hijos, que no tiene costo, que es inigualable en cuanto a composición, que está a la temperatura ideal y que ellas pueden crear ese lazo inigualable con su hijo o hija a través de la lactancia.

Hay también quienes desisten de dar leche materna a los bebés y niños por frustración, dolor o cansancio, ¿qué sugieres en estos casos?

La desinformación puede crear esa frustración. Ellas tienen que tener claro que amamantar no debe doler, si te duele, tienes problemas o molesta acude de inmediato con un profesional para que pueda corregir el agarre o aclarar dudas, es cuestión de informarse.

 

¿Qué opinas?
Total
818
Compartidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*