fbpx
  • Desde las Aulas, es una sección de Verificado donde damos espacio a los trabajos periodísticos de estudiantes universitarios para que través de su voz (o sus letras), narren las historias que las y los jóvenes quieren contar.
Por Sara Ramírez Alvarado*

El 28 de agosto de 2017 se creó el fideicomiso FIDEMEJORA, integrado por el Gobierno del Estado y los municipios de Monterrey y San Pedro, con el fin de coordinar las obras del proyecto: Distrito Independencia, Regeneración Urbana y Movilidad Sustentable.

Mientras los gobiernos municipales y el estatal esperan que la colonia “no se politice”, los vecinos no bajan la guardia, están bien informados, “politizados”, y saben las afectaciones que les traería el proyecto.

La emblemática colonia Independencia es la más antigua de la ciudad de Monterrey, hace 113 años se sembró en la cima del cerro de la Loma Larga, y hoy, con más de un siglo de historia, comprueba tener una raíz fuerte.

A inicios de los noventas, el cerro de la Loma Larga era un área aislada al resto de la ciudad, para la década de los sesentas, la expansión de la ciudad dejó a la colonia en un punto prestigiado del centro de Monterrey, fue entonces que comenzó el acecho, una serie de proyectos urbanos que se acercan cada vez más a la Loma.

La interconexión entre Monterrey y San Pedro es la primera en una serie de acciones planeada para la zona, a las que se opone la junta de vecinos en resistencia, Independencia-Tanques-América.

El Barrio Bravo

La colonia Independencia es famosa por muchos motivos, ser un barrio bravo es uno de ellos, la gente nunca se ha quedado de brazos cruzados, pero ¿por qué luchar por quedarse en un lugar etiquetado como malo e inseguro?

En medios de comunicación el fideicomiso FIDEMEJORA es reservado, con los vecinos de las colonias afectadas también. Mauricio Fernández, ex alcalde de San Pedro fue quién, en su momento, dio más declaraciones sobre el caso, incluso de problemáticas que no estaban en San Pedro sino en la parte de Monterrey:

“Del lado de Monterrey creo que va a estar más manoseado que del lado de San Pedro, no va a ser un problema de convencimiento sino por pura ganas de estar fregando.

“Lo que puede ser el detonador que ya nadie lo podría parar es el corte (de la Loma), en ese, San Pedro puede empezar con el proyecto” dijo el ex alcalde  en la primera junta del fideicomiso.

Y sí, la gente se puso brava, desde que llegó el rumor a sus oídos, ya se estaban defendiendo.

“Lo único que limita la interconexión es arreglar un terreno que está invadido, pero ya se consiguieron los derechos del propietario y se está negociando con los invasores, se les está ofreciendo algo de conveniencia para ellos; ahorita no tienen nada, viven en casitas de cartones”, declaró Fernández Garza, el 6 de abril 2018 para ABC Noticias.

¿Invasores en casitas de cartón?

En los años ochenta una nueva ola de habitantes llego a la independencia, posesionarios que se ubicaron en la zona más alta de la Loma Larga, lo que hoy es la colonia Tanques de Guadalupe, es el área que resultaría más afectada por la interconexión, pues justo por esa parte se planea realizar un corte al cerro.

Para 1979 el gobernador priista de Nuevo León, Alfonso Martínez Domínguez, creó el programa Tierra Propia, cuyo objetivo era facilitar la negociación entre los propietarios de los predios y los invasores con el fin de que, los terrenos pudieran ser vendidos a precios bajos a sus nuevos ocupantes.

Esther Rodríguez, fue vocera entre el gobierno y sus vecinos cuando Tierra Propia buscó regularizar los predios, ella cuenta que los encargados del programa mandaron a terminar de poblar el terreno, hicieron planos y luego descubrieron que no existía un apoderado legal de la tierra, por lo tanto, no era posible escriturar las propiedades.

En su momento se dijo que el dueño de la tierra que ocupaba la parte alta de la colonia Tanques de Guadalupe era del mismo que vendió en la colonia América, sin embargo, nunca se pudo comprobar y hasta el día de hoy no existe algún un dueño legal.

“Fue de ahí dónde nos dieron una carta y nos dijeron: nadie los va a poder sacar y el día que los quieran sacar ustedes son los que tienen el derecho de comprar, Tierra Propia nos lo dijo y por eso Fomerrey nos dio la carta, existe el mapa de catastro, existimos nosotros, registramos calles con nombres y tenemos todos los requisitos”.

Constancia de la existencia de expediente de solicitud de regularización

Sin embargo, según los habitantes de la zona, ahora las autoridades insisten en que sí hay dueño y que ya se negoció con él, por lo que ofrecen cantidades ridículas por las casas, incluso de 5 mil pesos. En las últimas semanas se han demolido alrededor de ocho casas.

“Ahorita lo que están haciendo (el gobierno) es acaparando lo que se dan cuenta que no tiene dueño, por eso mucho se habló de que se podía expropiar, sí, pero el derecho de expropiación lo tenemos nosotros por derecho de posesión”.

La señora Esther señaló a Mario Cruz de Concertación Ciudadana del Gobierno del Estado, como quien hizo aquella invitación, en 2016, hecho que motivó a los vecinos a organizarse en resistencia. “Ahí empezó la lucha y se formó el comité de colonia y se registró.”

“Nosotros no nos queremos ir, no andamos vendiendo nuestros hogares, porque es un patrimonio familiar que hicimos con dinero y a pulso, nadie nos dio (…) Si gobierno quitó a los de Barrio Antiguo fue porque eran personas educadas y respetaban al gobierno, pero ¿cómo voy yo a respetar a un gobierno que no me respeta a mí?”.

fideicomiso

*Sara es regiomontana, nacida en noviembre de 1999, estudiante de Periodismo Multimedia en la Facultad de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Nuevo León.
¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*