fbpx

Por Deyra Guerrero

En México el nivel de endeudamiento de un estado va de la mano de la corrupción, así lo demuestra el análisis de datos oficiales, que contradice el discurso político que intenta desligar ambos problemas.

En un país en el que la mitad de la población vive en la pobreza, ocho ex gobernadores dejaron a sus entidades con endeudamientos récord y siete de ellos son actualmente perseguidos por la justicia acusados por desvíos que en conjunto alcanzan casi los 100 mil millones de pesos.

Esta monumental cifra habrían hecho realidad alguno de los siguientes proyectos: abrir 10 líneas nuevas del metro; construir 100 hospitales o 10 mil escuelas; comprar 146 mil patrullas. Con esa cantidad se pagaría durante un año el salario promedio de más de 1.2 millones de profesionistas mexicanos.

Marcelo Ebrard, ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, y los ex mandatarios estatales, Rodrigo Medina, de Nuevo León; César Duarte, de Chihuahua; Javier Duarte, de Veracruz; Humberto Moreira, de Coahuila; Guillermo Padrés, de Sonora; y Roberto Borge, de Quintana Roo, son los señalados por malos manejos.

No es coincidencia que esos estados sean los que deben más dinero a los bancos en todo México, según el último reporte del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP), de la Cámara de Diputados, y cifras de la Secretaría de Hacienda, hasta marzo de 2017.

A la lista se suma el Estado de México, gobernado de 2005 a 2011 por Enrique Peña Nieto, actual Presidente de la República, quien es el único no ha sido llamado a rendir cuentas ante los tribunales.

La Ciudad de México es la entidad más endeudada, con un saldo de 73 mil 400 millones de pesos. Su ex Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, esquivó la cárcel, pero se fue a vivir al extranjero en 2015 en medio de denuncias por aumentar 24% la deuda y usar indebidamente 489.4 millones de pesos.

Nuevo León es el segundo estado con la mayor cuenta por pagar, equivalente a 65 mil 700 millones de pesos. Rodrigo Medina, heredó en el 2015 casi el triple de endeudamiento estatal que recibió al rendir protesta como gobernador en 2009. Al finalizar el sexenio fue vinculado a proceso por el delito de peculado y daños patrimoniales al erario por 3 mil 683 millones de pesos.

Medina fue internado 19 horas en el Penal de Topo Chico en enero de 2017, aunque después salió a la luz que no fue respetado un amparo y recuperó su libertad. Sin embargo, debe seguir acudiendo a la Subprocuraduría Anticorrupción de Nuevo León a las audiencias que forman parte de la investigación.

Otros ejemplos claros del lazo entre deuda y corrupción se pueden encontrar en César Duarte y Humberto Moreira, ex mandatarios de Chihuahua y Coahuila, respectivamente, entidades tres y seis con las finanzas más ahogadas.

Mientras Duarte incrementó 248% la deuda de Chihuahua y es prófugo de la justicia en Estados Unidos, en donde pidió asilo humanitario, en paralelo a las acusaciones por desvío de 120 millones de pesos; Humberto Moreira fue detenido en enero de 2016, en Madrid, por supuesto lavado de dinero.

Pese a ser liberado ese mismo mes, en este 2017 el político coahuilense ha sido nuevamente denunciado por enriquecimiento ilícito, derivado de un alza histórica de 11,254 del endeudamiento estatal durante su gestión y de enviar por lo menos 637 millones de pesos a sus cuentas bancarias personales.

Si existen todavía dudas de los peligros de las altas deudas para el buen manejo de los recursos públicos, basta revisar los casos de los ex gobernadores Javier Duarte, de Veracruz; Guillermo Padrés, de Sonora; y Roberto Borge, de Quintana Roo, que en este momento se encuentran entre las rejas.

Javier Duarte fue detenido en Guatemala y extraditado a México el pasado 17 de julio, por delincuencia organizada y lavado de dinero. La Auditoría Superior de la Federación le encontró irregularidades por 60 mil 000 millones de pesos, pero la PGR sólo 223 millones por pesos. La deuda veracruzana creció 92%.

En el Reclusorio Oriente, de la Ciudad de México fue encarcelado el 10 de noviembre de 2016, Guillermo Padrés, ex mandatario sonorense, quien elevó 81% los créditos de su territorio, que ascienden a 28,400 millones de pesos, cifra casi igual a los 30,000 millones de pesos que supuestamente operó fuera de la ley.

El mayor endeudamiento nacional per cápita se registra en Quintana Roo, con 14 mil 918 millones de pesos. Lo anterior, aunado a los 5 mil millones de pesos que se dice que se embolsó ilegalmente Roberto Borge, llevaron a la detención del ex ejecutivo el pasado 5 de junio en Panamá, antes de abordar un avión rumbo a París Francia. Hoy está en proceso de extradición a un penal mexicano.

Obligaciones financieras de las entidades federativas y municipios

 EntidadPoblaciónMonto totalDeuda por habitante
1Ciudad de México8,918,653$73,400,000,000$8,230
2Nuevo León5,119,504$65,700,000,000$12,833
3Chihuahua3,556,574$49,200,000,000$13,834
4Veracruz8,112,505$48,400,000,000$5,966
5Estado de México16,187,608$46,300,000,000$2,860
6Coahuila 2,954,915$36,900,000,000$12,488
7Sonora2,850,330$28,400,000,000$9,964
8Jalisco7,844,830$27,900,000,000$3,556
9Quintana Roo1,501,562$22,400,000,000$14,918
10Michoacán4,584,471$21,200,000,000$4,624
Fuentes: Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (Cámara de Diputados) y Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

 

¿Qué opinas?
Total
19
Compartidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*