Tratar COVID-19 con plasma de pacientes recuperados sigue siendo estudio clínico

Tratar COVID-19 con plasma de pacientes recuperados sigue siendo estudio clínico

No existe un protocolo abierto para que cualquier institución médica pueda realizarlo

Actualización al 26/05/2020

Por Michelle Morelos

El tratamiento con plasma sanguíneo de pacientes recuperados de COVID-19 en personas con esa enfermedad es una alternativa cuya efectividad sigue bajo protocolo de investigación, aun cuando haya funcionado antes con otras infecciones virales como Ébola e influenza H1N1.

Afirmar que ya es un procedimiento seguro, efectivo o que puede considerarse una cura, es engañoso debido que se trata de una alternativa para pacientes graves que debe aplicarse con un riguroso protocolo de investigación y con el permiso de las autoridades sanitarias.

La información publicada sobre resultados positivos (1) en la aplicación de ese tratamiento ha provocado que incluso familiares de personas enfermas de COVID-19 soliciten en mensajes a través de plataformas y medios sociodigitales donadores a cambio de un pago.

En el caso de México, hasta la fecha solamente el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Sistema de Salud del Tecnológico de Monterrey, en coordinación con la Secretaría de Salud del estado de Nuevo León, cuentan con la autorización otorgada por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

La autorización se otorga para aquellas instituciones médicas y hospitalarias que cumplan con el Lineamiento técnico para protocolos de investigación relacionados al uso terapéutico de plasma proveniente de donadores convalecientes de COVID-19 secundaria a infección por SARS-CoV-2, publicado el 20 de abril de 2020 (2).

En marzo de este mismo año, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) también informó (3) sobre la autorización a centros hospitalarios de ese país para el uso de llamado también plasma convaleciente en personas con afecciones graves por COVID-19.

De acuerdo con los documentos publicados por la Cofepris y la FDA, el plasma de convalecientes de enfermedades virales no ha demostrado ser 100 por ciento efectivo como cura en cada enfermedad estudiada.

Ante ello, sigue siendo una recomendación determinar a través de pruebas clínicas su utilidad antes de aplicarlo a cualquier persona enferma por infección del nuevo coronavirus

¿Cómo funciona este tratamiento?

El punto clave de esta alternativa médica es la llamada inmunidad pasiva. Esta se refiere al proceso mediante el cual personas que se recuperan de una infección desarrollan anticuerpos que circulan en la sangre y tienen la capacidad de neutralizar al agente patógeno que los originó.

Quienes se han recuperado de la COVID-19 tienen anticuerpos en su plasma sanguíneo que se generaron como una respuesta de defensa contra la infección.

El plasma es el líquido remanente de la sangre una vez que las células y las plaquetas han sido removidas. Este puede ser inyectado a pacientes con sistemas inmunológicos débiles que están luchando por desarrollar sus propios anticuerpos.

El uso de plasma sanguíneo no es algo nuevo, se utilizó para el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), la gripe pandémica A (H1N1) de 2009, así como el ébola y otras infecciones virales.

¿Quiénes pueden donar?

Uno de los primeros pasos antes de su aplicación es identificar a los «hiperinmunes», es decir, aquellas personas que se recuperaron de la infección para donar sangre.

Después, especialistas en el área médica deben llevar a cabo pruebas para determinar cuál es la concentración ideal de anticuerpos para el tratamiento, cuántas de esas proteínas de defensa hay en una unidad de plasma donado y con qué frecuencia la persona podría donar.

El plasma de los “hiperinmunes” debe ser seguro y estar libre de enfermedades, no solo del nuevo coronavirus en su forma activa, sino de otros patógenos transmitidos por la sangre.

En el caso de México, el déficit nacional de pruebas de coronavirus podría reducir el grupo potencial de donantes de plasma: para poder hacer una donación, una persona debe haber recibido previamente una prueba positiva para el SARS-CoV-2, estar completamente libre de síntomas durante al menos varios días y recibir un resultado negativo en una segunda prueba.

Edición: Luis R. Castrillón

1.- https://www.animalpolitico.com/2020/05/mujer-vence-covid-19-plasma-tratamiento/

2.- https://www.gob.mx/cofepris/articulos/lineamiento-tecnico-para-protocolos-de-investigacion-relacionados-al-uso-terapeutico-de-plasma

3- https://www.fda.gov/about-fda/fda-en-espanol/done-plasma-del-covid-19

¿Qué opinas?

Verificado

Contenido Relacionado